Visita Proyecto Patrimonio

Visita Proyecto Patrimonio
Letras.s5 cambió de dominio

miércoles, 11 de julio de 2007

Raúl Brozovich, El duro oficio de vivir (Cuzco: Universidad Nacional San Antonio Abad, 2006)


Poeta que entreve lo imposible en medio y a pesar del mar de lo previsible, racionalidad política --que atenaza inteligencia y corazón-- y cierto manido canon literario típico de los escritores de su generación (Neruda, Whitman y España aparta de mí este cáliz), es Raúl Brozovich Mendoza (“yogoslavo por línea paterna e incaico por línea materna”). Y lo entreveé, precisamente, porque andaba abierto y atento a otras influencias que matizaron su propia poesía (Borges, Parra y la mejor poesía española, de Góngora a Cernuda). Obviamente, hablamos de un canon de lecturas en debate más que de uno de autores. Y Brozovich, aunque intuitivo, leyó con inconformidad y auténtico apetito. Esta actitud, más aquélla de repasar las calles y no sólo las páginas de los libros, lo asemeja a uno de sus coetáneos, Pablo Guevara; aunque en los versos de aquél hallemos, más bien, referencias claras a otros de sus contemporáneos, como Alejandro Romualdo y Manuel Scorza. Reiteramos, en el espectro de la poesía “social” de los autores de los años 50, Brozovich jamás se volvió “puro”, mas sí tierno, imaginativo y reflexivo.

Desafortunada edición incompleta de su obra, y quizá también insuficientemente revisada, es la que tenemos entre manos. Alguien (no lo precisa Mario Pantoja en el prólogo), que no siendo pariente se considera dueño de originales y de derechos de autor, se negó a brindar más textos para este volumen. Sin embargo, El duro oficio de vivir, reúne siete cuadernos --de “La rosa blindada” a “Pop art”-- que constituyen de por sí una fuente calificada para iniciarnos en la lectura integral y el estudio de este importante poeta peruano fallecido hace poco. Por último, cabe destacar que --a manera de colofón-- en esta edición figura la única entrevista que el poeta concediera en vida, se titula “La poesía es un sueño errante” y se la debemos a Mario Guevara Paredes.

Tomado de http://blog.pucp.edu.pe/granadospj

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hugo bonet es ese "personaje" que no quiere devolver poemas y pinturas de brozovich

y aun sigue trabajando en la universidad y dizque haciendo teatro

paul guillen dijo...

Anonimo donde se puede conseguir la antologia de Brozovich, la universidad San Antonio Abad tiene una libreria donde se pueda comprar ese libro?