lunes, 26 de febrero de 2018

6 poemas de gabriel bazalar lópez



LA TAZA DE TE


estas ahí mismo. en el mismo lugar de siempre. armándote de valor para darme un beso. sudando como un niño en su primer partido de adecore.

igual a cómo te deje hecho una mierda frente al espejo. así. quieto. tranquilo. asumiendo que te extraño y que no duermo desde que no duermo contigo.

eres el mismo gusano. la misma rata que se va comiendo mis pulmones como si fueran una gran sopa,

esa rata que tanto quise y tanto cuidé aun cuando llovía y hacía frío. y colgabas como un llavero

porque eso es lo que eres, ¿sabes?, un llavero, un accesorio, un muñeco para usar y botar,

como una coca cola descartable

claro que no tan dulce, y sin fecha de vencimiento.




RACIOCINIO


algunas veces me dejo llevar por nauseas infernales, conductas ortodoxas y ácidos deprimentes

la misma mirada, como arrancándome los ojos, y pierdo esa necesidad tan mía de no pensar y prohibirse exceder los ingredientes

algo así como venirse sobre un agujero que parpadea, como sentir un peso en el medio de mi estomago pero que no es precisamente hambre

y dejo que se queme mi dolor de cabeza

y que mi vestido se rompa

y que el paisaje también se rompa

ahora me encierro en este cuarto con esa imagen congelada, con ese análisis compulsivo y desgarrador

el raciocinio de la banalidad

un camino que no es el mío, y otro que me lleva a la desesperación y a una puerta llena de clavos rosados




RÍGIDOS Y BOQUIABIERTOS


rígidos y boquiabiertos

con la mandíbula dura y entumecida.

 con los ojos llenos de azufre y listos para el quirófano;

             el jefe apunta: SEXTA SESIÓN proverbios 8;23 pe eme:

 no entiendo porque me atacan como moscas.

 la pipa de bronce se rompe Y la hierba se va por todas partes menos a los pulmones.

películas de andy warhol y andrea feldman

seminario de dramaturgia y ciclo de cine indígena

o el tren amarillo o ella y yo

helados y leche de magnesia phillips

un clítoris rosado (ELLA)

una garganta acostumbrada, una lengua debajo de tu lengua (YO)

como esperando que el terremoto mire para otro lado y cambie de dirección

las luces parecen fantasmas de algo

los edificios parecen capsulas




gracias por venir, nos vemos en el infierno

estoy enfrascado en esta especie de teatro masoquista,

o como cuando se arrastran las tripas por una pasarela de amoniaco y orgullo.

 las glándulas, tristes y deprimidas, se endurecen en un mundo aburrido y permanente; un mundo hipnotizado y ridículo,

            como una notita que dice: gracias por venir, nos vemos en el infierno.

y tan dramáticamente…    superar el conocimiento adquirido y enterrarse a uno mismo con las mallas del ballet clásico y las uñas limpias.



algunas cosas fallan terriblemente


(. . .) algunas cosas fallan terriblemente y nos hacen retroceder por momentos. unas veces podemos soñar un inmenso arcoíris y otras solo nos subimos al taxi, apretamos los dientes con fuerza y volvemos a casa duros y vomitando por la ventana del auto. retrocedemos y nos pavimentamos hundidos en esa mandíbula celeste, en ese cuarto irremediablemente vacío; nos hundimos como el agua en el aceite pensando que la sal en las heridas y el bicarbonato en la lengua es un discurso excesivo. no es necesario masticarse uno mismo o acelerar el pulso para definir contradicciones y enfermedades. el olor puede perderse y vomitar el cemento atracado en los pulmones. unas tres o cuatro veces al día. venirse con el culo frío y recorrer la misma avenida hasta armarse, tímidamente, y dejar de ladrar. que el teléfono suene no significa que uno necesariamente tenga que contestarlo.




TIEDONANTAJA


 puedo sentir tu ignorancia y apretar tu cuello mientras observo cómo se abre tu culo

como cuando despiertas y ladras eufóricamente y abres la ventana para respirar un poco más

puedo disimular jodido

apuntarle directo a los pulmones

o apostar al perdedor más útil

puedo amanecer en otro cuarto, ir de compras

puedo levantar mi cara aun con dolor y fingir que soy hermoso

decir que valgo menos que una rata con lepra

asegurarme de dejar la puerta bien cerrada

estirar lo poco que me queda y colgarlo para que se seque

pero por favor

no hables no comentes no digas lo que estás pensando

la próxima vez que te vea, quédate sentada




gabriel bazalar lópez, Callao 1981 Ha publicado textos y poemas en diferentes revistas de lima y otras provincias, así como en antologías de poesía latinoamericana. Ha publicado el libro: Anatomía. Exámenes de laboratorio (editorial ELECTRODEPENDIENTE, Cochabamba 2017). Asimismo, ha realizado intervenciones poéticas como: SERES: LA DECONSTRUCCION DEL OBJETO (ICPNA, 2014); EL ESCRITOR Y SUS TEXTOS DESCOMPUESTOS (FISABES - ENSAD, ponencia acerca del teatro contemporáneo, 2015); LA CARNICERIA: PIEZA EN DOS ACTOS (PROYECTO AMIL, 2017). También fue convocado por la facultad de arte de UNMSM para realizar la exposición individual de pinturas: “NO QUIERO SABER NADA DE LA MISERIA DEL MUNDO HOY”. Actualmente se encuentra preparando una proto-novela: HORACIO, 1981.

No hay comentarios.: