jueves, 16 de abril de 2020

7 POEMAS DE JORGE EDUARDO EIELSON

Jorge Eduardo Eielson en la performance El cuerpo de Giulia-no, 1972 Bienal de Venecia

PARQUE PARA UN HOMBRE DORMIDO

Cerebro de la noche, ojo dorado
De cascabel que tiemblas en el pino, escuchad:
Yo soy el que llora y escribe en el invierno.

Palomas y níveas gradas húndense en mi memoria,
Y ante mi cabeza de sangre pensando
Moradas de piedra abren sus plumas, estremecidas.
Aún caído, entre begonias de hielo, muevo
El hacha de la lluvia y blandos frutos
Y hojas desveladas hiélanse a mi golpe.
Amo mi cráneo como un balcón
Doblado sobre un negro precipicio del Señor.

Labro los astros a mi lado ¡oh noche!
Y en la mesa de las tierras el poema
Que rueda entre los muertos y, encendido, los corona.
Pues por todo va mi sombra tal la gloria
De hueso, cera y humus que me postra, majestuoso,
Sobre el bello césped, en los dioses abrasado.

Amo así este cráneo en su ceniza, como al mundo
En cuyos fríos parques la eternidad es el mismo
Hombre de mármol que vela en una ventana
O que se tiende, oscuro y sin amor, sobre la yerba.



Genitales bajo el vino

Óyeme tierra, así, escribiendo así,
En la espesura de pámpanos dormido:
Mi pecho frío junto a mis intestinos
Se ha cuajado. Mis dedos alhajados
Buscan el Árbol de la Noche, clavan
Sus uñas de imprenta en los racimos
De la Vida y de la Muerte. Óyeme tierra
De grandes frutos áureos y serpientes,
Luciérnaga entre muros de papiro,
Negro universo del quinqué y el sexo,
Justicia del gusano, mal Paraíso.
Mírame tierra, así escribiendo, así
Desnudo, Adán poeta, quieto y triste,
En esqueleto, sierpe y uva convertido.


SERENATA

El dulce Caco clama entre sus joyas, sus amores y sus heces.
Quieto animal de hastío: cubridlo de rocío.
Mansa mujer que atravesáis su cuerpo dormido:
Tended vuestro armiño, vuestro cabello, apaciguad su sangre.
Dormido así, su vida es sólo baba y olvido,
Y viento que abriga y perdona, económico y dulce,
Y un saxofón perdido, como una ola de oro,
Salpica su corazón sin despertarlo. Deber tuyo es,
Mujer vestida de iguana, arrodillarte y decirle:
Bendito seas, amor mío, por luminoso e imbécil,
Por desordenado y triste, porque te comes las uñas
Y los piojos y los lirios de tu santa axila,
Y amaneces como un loco sentado en una copa.
Bendito seas, amor mío, que nunca has llorado,
Bello rostro agusanado y borrado antes del beso,
Después del poema, el canto y la pura blasfemia.
Bendito seas, amor mío, por tener huesos y sangre,
Y una cabeza pálida y soberbia, partida por el rayo.
Y por no estar jamás ni en triunfo ni en derrota,
Sino amarrado como un tigre a mis cabellos y mis uñas.
Bendito seas por gruñón, por delicado y estúpido,
Por no tener infierno ni cielo conocido, ni muerte
Ni vida, ni hambre ni comida, ni salud ni lepra;
Medusa de tristes orgías, de penas jubilosas,
De torpes esmeraldas en la frente, y bosques
De cabellos devorados por el viento.
Vacío de sesos, de corazón, de intestinos y de sexo,
Bendito seas, amor mío, por todo esto y por nada,
Por miserable y divino, por vivir entre las rosas
Y atisbar por el ojo de la cerradura cuando alguien se desnuda.
Viva sombra destructora de mejillas y de espejos,
Ladrón de uvas, rapazuelo, dios de los naipes y la ropa sucia.
Dulce Caco de celestes dedos y cuernos de hierro,
Señor del vino que me matas con dagas de heliotropo.
Bendito seas, labios de gusano, cascada de avena,
Por poderoso e idiota, por no tener hijos ni padres,
Ni barbas ni senos, ni pies ni cabeza, ni hocico ni corola,
Sino un ramo triste de botones sobre el pecho.
Bendito seas, amor mío, por todo esto y por nada,
Bendito seas, amor, yo me arrodillo, bendito seas.



VALLE GIULIA

a giuseppe ungaretti

a dónde quiere llegar ese hom
bre con su bastón que
se quiebra siempre se quie
bra al doblar una esqui
na
extremidades de plomo ante escaleras
que surgen diariamente
de un huevo fragilísimo
y vuelven al huevo
fragilísimo
cabeza de reptil poeta
amarillo
exagerado de pájaro amarillo
que atraviesa el comedor y la cocina
o silba por las calles día y noche
pues tal es su alegría
que empieza a derramar el vino
en la vereda
a declamar sus versos
en el techo
indeseable reptil amarillo
(dicen los vecinos asustados)
extremidades de plomo cierto
no de pájaro
quien puede ser sino el fantoche
del amarillo mes de abril
en valle giulia
bastón inútil que se quie
bra en cada esqui
na
muy serenamente ya
su cuerpo
sube al cielo convertido
en un reptil alado que se aleja
en una pompa de jabón que no se quie
que no se quie
que no se quie
bra



VIA DELLA CROCE

frecuentemente
cuando estoy sentado
en una silla
y estoy solo
y no he dormido
ni comido ni bebido
ni amado
tengo la impresión
de caer en un abismo
amarrado a mis vestidos
y mi silla
y de irme muriendo suavemente
acariciando mis vestidos
y mi silla
tengo la impresión
de caer en un abismo
y de improviso asistir
a una remota fiesta
en el fondo de una estrella
y de bailar en ella
tiernamente
con mi silla



CUERPO ENAMORADO

Miro mi sexo con ternura
Toco la punta de mi cuerpo enamorado
Y no soy yo que veo sino el otro
El mismo mono milenario
Que se refleja en el remanso y ríe
Amo el espejo en que contemplo
Mi espesa barba y mi tristeza
Mis pantalones grises y la lluvia
Miro mi sexo con ternura
Mi glande puro y mis testículos
Repletos de amargura
Y no soy yo que sufre sino el otro
El mismo mono milenario
Que se refleja en el espejo y llora


Cuerpo dividido

Si la mitad de mi cuerpo sonríe
La otra mitad se llena de tristeza
Y misteriosas escamas de pescado
Suceden a mis cabellos. Sonrío y lloro
Sin saber si son mis brazos
O mis piernas las que lloran o sonríen
Sin saber si es mi cabeza
Mi corazón o mi glande
El que decide mi sonrisa
O mi tristeza. Azul como los peces
Me muevo en aguas turbias o brillantes
Sin preguntarme por qué
Simplemente sollozo
Mientras sonrío y sonrío
Mientras sollozo

Primera traducción de Eielson al inglés y finalista del PEN America Literary Awards 2020
publicado por Cardboard House Press

Jorge Eduardo Eielson (Lima, 1924-Milán, 2006) 

Libros: Canción y muerte de Rolando (La Prensa. Lima, 18/06 y 01/08/43. Reeditada en Mercurio Peruano, número 207. Lima, junio de 1944 y Lima: Ediciones de La Rama Florida, 1959); Reinos (Separata de Historia, número 9. Lima, enero-marzo de 1945. Edición definitiva, corregida y aumentada: Lima: Ediciones de la Clepsidra, 1973); Mutatis mutandis (Lima: Ediciones de la Rama Florida, 1967); Poesía escrita (Edición de Ricardo Silva Santisteban. Lima: INC, 1976); Nuit obscure du corps / Noche oscura del cuerpo (Edición bilingüe español-francés de Claude Couffon. París: Altaforte, 1983); Poesía escrita (2ª edición corregida y aumentada, no contiene las colecciones con textos visuales compuestos entre 1958 y 1960. México: Vuelta, 1989); Noche oscura del cuerpo (2ª edición corregida y aumentada. Lima: Jaime Campodónico Editor, 1989); Poesia scritta (Edición bilingüe español-italiano de Martha L. Canfield. Firenze: Casa Editrice Le Lettere, 1993); Antología (Edición de Rafael Vargas. Lima: FCE, 1996); Nudos (Edición bilingüe español-inglés de William Rowe. Londres: kcl, Centre for Latin American Cultural Studies, 1997); Poesía escrita (3ª edición. Edición aumentada de Martha L. Canfield. Bogotá: Norma, 1998); Sin título (Valencia: Pre-Textos, 2000); Celebración (Lima: Jaime Campodónico Editor, 2001); De materia verbalis (México: Aldus / Eldorado, 2002); Nudos (Lanzarote: Fundación César Manrique, 2002); Canto visible (Edición bilingüe español-italiano. Firenze: Edizioni ori, 2002); Vivir es una obra maestra. Poesía escrita (Edición aumentada del autor. Madrid: Ave del Paraíso Ediciones, 2003); Arte poética (Edición de Luis Rebaza Soraluz. Lima: pucp, 2004); Habitación en Roma (Lima: Lustra Editores-Centro Cultural de España, 2008. 2ª edición. México: Quimera Ediciones, 2010); Ptyx (Lima: Lustra Editores-Centro Cultural de España, 2008); Poeta en Roma (Madrid: Visor, 2009); Poeta en Roma (Lima: SUR/Lustra Editores, 2016); Poeta en Milán (Lima: Sur/Lustra Editores, 2016); Room in Rome (Traducción al inglés de David Shook. Arizona: Cardboard House Press, 2019)

Fuente de la fotografía:

No hay comentarios.: