miércoles, 18 de enero de 2023

6 poemas de la puertorriqueña Tania Anaid Ramos González, AZULA




Amo el tejido del aire que pasa por tu boca

cuando distraído rompes el silencio

o cuando evaporas las palabras 

arguyendo entre poesía tus ideas;

también la calle que da al parque 

por la que paseas desapercibido, 

entre versos y arboleda, 

domesticando el aliento de la ciudad.

Todas las noches imagino tu rostro 

a través de las palabras,

lo dibujo con los ojos cerrados 

y atrapo, apenas, como quien atrapa estrellas, 

el beso que no me puedes dar.

La ausencia del acto perfora la memoria;

sin embargo, amo la medida del ritmo 

que en tu pecho se abisma… 

palpito con el sonido ingrávido

que tu cuerpo organiza, 

susurro entre dientes el amor

y dejo que se acumule, como el polvo,

mientras el tiempo pasa por nosotros.



Del poemario Humana (inédito)




Escribes mi nombre,

el vértigo nacido entre los signos

para ser sonido fugaz de tu memoria.

La letra es el recuerdo de un vacío,

un grafema que se extiende y que se posa.

Mi nombre… 

escrito sobre tierra

tallo de otros nombres perdidos en el tiempo

lo escribes…

y emprendes tu cruzada,

tu reconquista contra el silencio

para medir la latitud de ese lugar 

sagrado en la escritura 

que sin ser rosa 

es.


Del poemario inédito Humana




Lujuriosa 


Hoy estoy lujuriosa,
capaz de romper tu boca con mi lengua,
de morder tus gemidos, 

de armar un piquete alrededor de tu cuerpo, 

y escoltar mi vergüenza 

hasta el basural más cercano
para despedirme de ella.


Trágame Júpiter, 

succiona mi grito indómito,
saborea el pachulí que sudo,
el romero que emanan mis huesos por ti,
corre... 

antes de que me conviertan en gema,
antes de que sea solo un farolillo 

de la cotidianidad y las cosas,
o de que el Mar Caribe me abduzca 

y no quede ni mi sombra.


Hoy…

estoy en la zafra de mi ser,
no me importa romper noches, pelar caña,
o ser el entrenudo por donde te deslizas,
da igual, tallo, hierba, flor o colosal, cañamelar, 

ramifícate…
puede que esta noche 

esté más dulce que nunca. 


Del libro Derrámate: Poemas furtivos (2023)




AZULA


Azula se mece
en las vocales desiertas de humedad 

y junto a las mieles y el pan devorado 

tributa ansiedades delebles. 


Azula se tiende
en la noche comida de luces,
se muerde la lengua, su lengua,
escribe algún verso y vuelve a borrarse. 

Porque la desnudez
aviesa al clerical sonido del deseo 

se esparce trémolo donde las líneas 

pierden su forma al encontrarse. 


Porque el silencio
a veces es una ciudad de gnomos 

cuchicheando detrás
de la oscuridad de las palabras. 


Azula se mece, 

se tiende,
se pregunta
y luego 

vuelve a borrarse 

entre las manos. 


Del libro Invisibilidades (2020)





“Ya no me crece yerba en el olvido” 

Max Rojas 




“Ya no me crece yerba en el olvido” 


...Ni pájaros en la memoria...
Ya la sal no quema soledades 

detrás de la pupila, 

ni el viento pulula
junto al beso de la lluvia.
Ya la tierra no arrulla las hojas
nubladas de río,
ni el árbol encumbra en su copa el rocío. 

Ya no crecen mariposas en mis ojos,
ni luciérnagas, ni rosales
ni “yerba en el olvido”.

 

Del libro LLUEVE (2021)





He llorado mares
y me han nacido peces en los ojos... 

temblorosos, salados,
acordonados, impetuosos en su caída. 


He llorado horizontal  y verticalmente 

y me he derramado,
asediada por el miedo,
como lloran los delfines. 


He llorado ferozmente
y mis ventanas son piélagos 

por donde no transita el sol. 


Y si algún remanente de sombra 

quedó desatendido,
y se piensa la vida
que no ha sido suficiente, 

sé que en cada trozo
y en cada aguacero itinerante 

he saldado todos sus caprichos. 


Del libro LLUEVE (2021)





Tania Anaid Ramos González, AZULA, es poeta puertorriqueña y columnista internacional. Posee un doctorado en Filosofía y Letras de la Universidad de Puerto Rico del Recinto de Río Piedras. En el 2002, ganó el Premio Gertrudis Gómez de Avellaneda otorgado por la UNESCO a la mejor investigación de poesía en el Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico. En el 2014, fue mención honorífica en el Certamen del PEN de Puerto Rico Internacional por su libro Invisibilidades, en ese momento inédito, y en el 2022, su libro Llueve también recibe Mención de honor en el mismo Certamen literario. Fue directora de un programa de pruebas estandarizadas de conocimiento y aptitud en el área de español para Puerto Rico y América Latina. Actualmente, es codirectora del Centro Lingüístico, Literario y Cultural del Caribe-CLLCC, Presidente de la Asociación de Profesionales de la Danza de Puerto Rico (APRODANZA), profesora en la Universidad Politécnica de Puerto Rico y correctora y editora de estilo de la editorial Areté Boricua. Además, es miembro asociado, delegada de la presidencia y representante en Puerto Rico de la Red Iberoamericana de Educación Positiva Inclusiva (RIEPI), auspiciada por la Universidad de Granada (España). Es columnista de la revista Posdata Digital de Santa Fe, Argentina, Revista Latina NC de Estados Unidos y de los periódicos El Sol de Colombia y El Siglo de Guatemala. 


Tania Anaid es autora de los poemarios AZULA (publicado en la red en el 2011); Invisibilidades (Editorial Areté Boricua, Puerto Rico, 2020), Llueve (Ediciones Kuelap, Perú, 2021), Derrámate: Poemas furtivos, poesía erótica en coautoría con Mayra R. Encarnación y Mary Ely Marrero (Editorial Areté Boricua y Lamaruca, enero 2023), Mundo repetido y Humana (poemarios inéditos). Asimismo, del libro de cuentos Piso 13 (inédito) y de la serie de cuentos infantil-juvenil Érase una niña en Boriquén para el CLLCC.

Presentación de libro de Óscar Málaga