domingo, 21 de enero de 2018

"Asfalto" del español Felipe Fernández Sánchez



Asfalto
I

El cemento seco deja grietas abriéndose,
cicatrices en paredes humanas.
Irreconocible rostro, resta  lo subhumano,
pelos y colmillos, retazos de la bestia.

Del mundo de las formas
buscas tan solo el recipiente donde evacuar el pene
con torpes movimientos reproductivos.
Sus pechos entre las manos,
amasando harina que la saliva empapa,
y morder, morder ese músculo
que va del cuello al hombro
hasta dañarte.
  

Asfalto

II

Plumas ralas
cubren el panículo de un maldito pajarraco
mal nutrido, que otea el mundo.
Vigila y el deseo enerva su pellejo lastimoso y lúbrico.
Y gira y gira, rueda en el cielo dispuesto.

Sí un día se atreviera.
Raptarla al vuelo, atarla en mi nido
donde se satisfacen las viejas rutinas.

¡Tened cuidado! No os acerquéis a mí.

  

Asfalto
III


Macronosequé.
Grandes números.
Superdevaluación.
Hiperinflación.
Sangre menstrual.
Oficiaremos misas “Urbi et Orbe”,
bendeciré las menstruaciones
de todas las putas de mi barrio,
de mi madre,
de la tuya.
  

Asfalto
IV

Quieres poesía,
yo quiero patearte los huevos,
arrancarte las orejas de un tirón,
escupir directamente en tu garganta y rasgar tus carnes.
Y no, de una forma literal,
correrme en tu coño.


Asfalto

V

Quebrados  mis instintos tras generaciones de civilizadas prescripciones,
imperan sobre todo, las manos crispadas atenazando mis pertenencias
para que nadie las enajene.

Matar por el gusto de sentir la espesa sangre deslizarse entre los dedos.
Los dioses que me “justifican” reciben los sacrificios con displicente complacencia.


V bis


Quebrados  mis instintos tras generaciones
de civilizadas prescripciones,
imperan sobre todo,
las manos crispadas sobre mis pertenencias
para que nadie las enajene.

Matar por el gusto de sentir la espesa sangre deslizarse entre los dedos.

Y los dioses me “aceptan” los sacrificios con displicente complacencia.




Felipe Fernández Sánchez

            Vine al mundo en Madrid mediado el siglo veinte, por azares del destino terminé trabajando en el mundo bibliotecario. Sin motivo aparente, soy de los que disfrutan leyendo: al poco tiempo, con una chispa de ingenio a lo que soy proclive, me percaté de que eso era lo mío, aún me acuerdo cuando descubrí Bartleby el escribiente de Hermann Melville cuando lo colocaba en su lugar.
Pasado el tiempo me dio por escribir, fruto de ello es el blog “Inverosímil_felipe” http://inverosimilfelipe.blogspot.com.es/  en el que consigo comentarios amables de familiares y amigos. Item más, se me ocurrió lanzarme a Internet y han tenido a bien publicarme pequeños relatos en Sci-Fdi, Prosofagia, Planetas Prohibidos, Ariadna rc, Letralia, Palabras Diversas, Axxon.
Además, han salido poemas en las revistas Ariadna rc, Almiar margencero, Destiempos, Palabras Diversas, Letralia, Viceversa Magazine, Alhucema y Nagari.
Colaboraciones en libros electrónicos:Una colaboración en Doble en las Rocas en conmemoración de los 19 años de Letralia Tierra de letras. (Sigüenza). El relato “El bibliotecario” para los veinte años de Letralia Tierra de letras. 

En twitter: @mediaorella

No hay comentarios.: