Visita Proyecto Patrimonio

Visita Proyecto Patrimonio
Letras.s5 cambió de dominio

lunes, 5 de marzo de 2007

JAQUE PERPETUO: SONETOS DE CORCUERA POR JAVIER ÁGREDA


La poesía de Arturo Corcuera (La Libertad,1935) está inevitablemente asociada a Noé delirante, su obra más importante y que ha tenido numerosas reediciones, tanto en el Perú como en el extranjero. Pero en sus 50 años de dedicación a la poesía, Corcuera ha publicado muchos otros libros que abarcan desde la temática social de sus primeros poemas hasta el erotismo de los más recientes. Entre estos últimos, destaca Sonetos del viejo amador (1991), libro que acaba de publicarse nuevamente, con ilustraciones del artista Gerardo Chávez.

Los 21 sonetos de este libro cumplen rigurosamente con las reglas de este tipo de poemas (metro, rima, estrofa) y aunque no hay ninguna división entre ellos es posible distinguir dos tipos de textos: por un lado, los que exaltan la sensualidad e intensidad de la experiencia erótica; por otro, aquellos que el yo poético rememora nostálgicamente a la amada ausente. A la manera de Petrarca (ya que de sonetos se trata) podríamos hablar de poemas "en presencia" y "en ausencia" de la amada. Sin lugar a dudas, son los primeros los más logrados, pues el poeta muestra en ellos tanto el dominio de la versificación clásica como su capacidad imaginativa, espíritu lúdico y personal sentido del humor.

No es extraño que estas características correspondan también a Noé delirante, ya que algunos de los sonetos "en presencia" formaron parte de este libro, aunque con otros títulos. "A Rosa de la ribera de Tormes", por ejemplo, se llamó inicialmente "Rosa" y fue uno de los poemas más antologados de Noé.., pues renueva la tradicional comparación de la mujer y la flor con originales juegos de palabras y metáforas. En la misma línea están: "A la abeja observa el amador", "El amor no comprende otro idioma", "Escrito después de besar" y otros.

Los poemas "en ausencia" de la amada parecen haber sido escritos posteriormente y ya con la idea de integrarlos a un libro de sonetos. Por eso, el poeta recurre a casi todos los tópicos relacionados tradicionalmente con el soneto: el carpe diem ("Para ella un envío"), el amor platónico ("Buscando por el mundo a la amada presentida"), el de la mirada de la amada ("Otra vez los ojos de su amada"), etc. Pero Corcuera no logra renovar o dar nuevo aliento poético a estos viejos tópicos y sus sonetos se alejan demasiado del modelo: los sonetos de Garcilaso de la Vega.

Además de las ilustraciones de Chávez, esta nueva edición viene acompañada de un CD con la voz del autor leyendo el libro completo. Una forma de acercar la literatura a las nuevas generaciones, mucho más acostumbradas a los medios audiovisuales que a la lectura.

Tomado de La República, 5 de abril de 2007

1 comentario:

Paul Guillen dijo...

Con esta son cinco las semanas que Javier Ágreda dedica su acostumbrada columna de los lunes en La República a la poesía y como decíamos ayer es muy bueno que se dedique espacio a la poesía.