Visita Proyecto Patrimonio

Visita Proyecto Patrimonio
Letras.s5 cambió de dominio

jueves, 21 de septiembre de 2006

HENRI MICHAUX PUBLICADO POR REVISTA FRACTAL


Henri Michaux. Dezplazamientos. Desprendimientos. México: Fractal/Conaculta, 2006.
“Una escritura que habla del otro que habita en nosotros mismos.” Así caracterizó recientemente Jean-Michel Maulpoix a la obra de Henri Michaux (1899-1984), que alguna vez definió a su propia literatura como un “recorrido”: “Escribo para recorrerme. Pinto, compongo, escribo: me recorro. Es la aventura de estar en la vida.” Diálogo interminable consigo mismo, la poesía de Michaux traza una travesía hacia los paisajes en que se despliega el “espacio interior” del ser: la imposibilidad de estabilizar la relación entre el ser y sí mismo, el sentimiento de una privación irremontable, de una inadecuación entre el yo y el mundo.
La colección de poemas, anotaciones y aforismos reunidos bajo la señal Desplazamientos Desprendimientos pertenece a los textos tardíos del autor, escritos probablemente entre los años 70 y los 80. Michaux ya no vió su publicación. Como la mayoría de los títulos de sus obras, éste también privilegia la travesía, la exploración, el movimiento. Michaux vuelve aquí a sus temas distintivos: una ciudad que lo ha dejado de habitar, la circulación de espacios imaginarios, la observación de la locura. No falta, por supuesto, su gran preocupación: el significado del signo pintado. Michaux es inconcebible sin la pintura y, en cierta manera, la pintura del siglo XX sería distinta sin él.

Henri Michaux nació en Namur, Bélgica, en 1899, en el seno de una familia religiosa. De joven ingresó a la orden de los padres benedictos y más tarde inició estudios de medicina. En 1919, abandonó la universidad y se enroló como fogonero en un navío de la marina mercante en el que viajó a Río de Janeiro y Buenos Aires. En 1922, de regreso en Bruselas, publica su primer texto, Cas de folie circulaire, en la revista Le Disque Vert. En 1923, fija su residencia en París, conoce el surrealismo y redacta sus primeros libros, Les rêves et le jambes (1923) y Qui je fus (1927). En 1928, vuelve a América Latina, en especial a Ecuador. De esos años data Ecuador (1929), que recoge sus impresiones de viaje. Un bárbaro en Asia (1933) es la memoria de su travesía por Extremo Oriente.
Michaux siempre rehuyó la prensa y las entrevistas personales, por lo que se conoce poco de su biografía íntima. Se sabe que en Montevideo se enamoró de Susana Soca, que su amigo más cercano fue el poeta Jules Supervielle, que participó en la Resistencia Francesa contra la ocupación alemana y que su segunda esposa, Marie-Louise Termet, murió a causa de las quemaduras que ella misma se infringió al incendiar su cama. Michaux convertiría a su literatura en un incansable recorrido de viajes reales e imaginarios -La noche se agita (1938), En otros lugares (1948)-, de su paso por el mundo alucinógeno de la mescalina -Miserable milagro (La mescalina) (1956), El infinito turbulento (1957)- y sobre todo, en un examen incondicional de sí mismo -Conocimiento por los abismos (1961), Modos del dormido, modos del que despierta (1969)-. En el siglo xx, es acaso el gran artífice de la narrativa del yo. Murió en 1984.

No hay comentarios.: