Vistas a la página totales

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Letras para la tribu: entrevista a Leonardo Aguirre, por Ernesto Carlín

El escritor y crítico Leonardo Aguirre vuelve a la carga con Karaoke, su cuarto libro. En esta novela se cuenta la historia de Wilson Dormani, un escritor atípico, mientras se lanzan indirectas (y directas) al mundo cultural local.

Las peleas menudas del mundo literario peruano son el telón de su novela. ¿No tenía temor que fuera de un pequeño ámbito lo pudieran entender?

–Sí, pero está bien asumido. O sea, es un libro que tiene su público y no espero que me lea el resto de la humanidad. De hecho, mucha gente no va a entender muchas cosas allí. Pero qué vamos a hacer.

En el libro, en medio de las referencias al ambiente cultural, hay una historia de un romance que se escapa de ese marco. ¿No le provocaba ir por esa vertiente más que lo literario anecdótico?

–Probablemente en el futuro me vaya más por ese lado, que en el terreno que estoy ahora. Estos fueron ensayos que debían ser artículos para una revista que nunca salió. Entonces los incluí para hacer el contraste. Para ejemplificar lo que el protagonista no suele escribir ni le interesa. Nada personal ni realista. A mí sí me provoca. De repente este libro marque el fin de ese filón.

En Karaoke reflexionas sobre los libros que no llegan a hacerse conocidos.

–Sí. Me interesaba la idea del escritor raro, el escritor caleta. El secreto mejor guardado y todo ese tipo de cosas. Algunos ya no son tan guardados, como Carlos Calderón Fajardo, que ahora tiene bastante prensa, para bien supongo. Me interesaba ese tipo de autor, que escribe cosas que normalmente no tendrían buena acogida. Relatos antirrealistas, sin ubicación geográfica, que no apelen a enganchar con ningún lector.

¿Cree que muchas veces los escritores se preocupan más por aparecer en prensa que por escribir?

–Sí. Lo que pasa es que el medio nos empuja a eso. Al menos el medio peruano te empuja a buscar aparecer lo más posible en prensa porque el mercado es chiquitito y los espacios para la difusión son mínimos. Eso motiva a los escritores a pelearse con uñas y dientes por aparecer en prensa. Pero eso no tiene nada que ver con la calidad de lo que escriben.

En el libro aparece su foto en la portada y la solapa. Además, en la contratapa aparecen varias puyas contra usted. ¿Tanta exposición no distraerá de la novela?

–Puede parecer una payasada, pero en realidad tienen que ver con los temas del libro como la identidad del escritor, la figura pública del autor, la autoría de los textos, qué tanto hay de la persona en lo que escribe. Son gestos consecuentes con el libro.

Fuente: El Peruano

3 comentarios:

Anónimo dijo...

señor Guillén, ¿cuál es la utilidad de postear en su blog de poesía una entrevista a un narrador que queda tan mal parado con las preguntas que le hace el buen periodista Carlín.

Dicho esto con el mayor respeto por usted y con preocupación por su excelente blog. Saludos.


Carlos Fernández

Arequipa

paul guillen dijo...

Hola Carlos tienes razón este es un blog de poesía pero a veces publicamos otras cosas que nos interesan como pintura, cine, narrativa, etc. En cuanto al libro de Leonardo Aguirre hace unos días lo leí y me pareció bueno, creo que las respuestas a la entrevista van en el mismo camino: ironía y subjetividad extremas.

Anónimo dijo...

no estoy de acuerdo contigo, Paul. Carlín le pide al escritor que se dedique a escribir otro tipo de cosas y literalmente le dice que su libro va por "lo literario anecdótico".
Yo creo que sí hay burla e ironía, pero de Carlín, y el escritor no es capaz de darse cuenta de esto.
Qué mal que se trate así a nuestros jóvenes escritores, dejando aparte si tienen o no calidad literaria.


Prof. Ricardo González
Colegio Alfonso Ugarte

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...