Visita Proyecto Patrimonio

Visita Proyecto Patrimonio
Letras.s5 cambió de dominio

martes, 16 de mayo de 2006

MARIÁTEGUIS OPUESTOS


Polémica sobre el libre mercado
(En respuesta a Aldo Mariátegui, director del Diario EL Correo)
Carlos Pongo H.

Adital - El Director del Diario El Correo, Sr. Aldo Mariátegui, publicó un artículo de economía muy didáctico en la que sustentaba que no hay precios justos, ni precios buenos, ni precios malos, lo que existe es un solo precio y es el del mercado. El Estado tampoco debe intervenir para alterar lo que el mercado determina en el libre juego de la oferta y la demanda. La intervención del Estado, según el Director, seria intervencionismo o populismo y por lo tanto los productores de papa de Andahuaylas no pueden pedir un precio superior al del mercado porque no se pueden forzar los precios.

La teoría es muy buena Sr. Director, pero la realidad es otra cosa. Los gobiernos de los países desarrollados son los que mas intervienen en el mercado agrícola con subsidios a su producción agraria. "Los subsidios a los agricultores europeos son los mas extensos en el mundo con la suma de 50 billones de dólares al año y representan el 40 por ciento del Presupuesto de la Comunidad Europea. En EEUU, el Farm Bill (de 2002) asegura 170 billones de dólares de aumento en los subsidios agrícolas para la siguiente década" (Peter Ford: Christian Science Monitor, Junio 30, 2003).
"Los subsidios en EEUU representan 20 billones de dólares al año. Los subsidios a los agricultores de EEUU les da a ellos una ventaja que no es justa. EEUU subsidia el trigo, maíz, algodón, arroz y además Washington les paga a los agricultores por la conservación de los suelos y las investigaciones agrícolas" (James Flaningan, Los Ángeles Times, Agosto 15, 2004).
Esa ventaja de los agricultores de los países desarrollados les permite exportar sus productos por debajo de sus costos de producción (dumping).
"Una lechería europea Arla Foods recibe 15 millones de dólares al año de la Comunidad Europea para ayudarle a exportar su leche a la República Dominicana 25% mas barata que los proveedores locales. Esto ha costado la pérdida de trabajo de cerca de diez mil granjeros dedicados a la producción de leche en el espacio de veinte años" (Peter Ford).
"El dumping de los productos agrícolas de EEUU ha causado perdidas de casi 400 millones de dólares entre 2001-2003 a los países pobres de África dedicados al cultivo de algodón, donde cerca de diez millones de trabajadores dependen de ese cultivo" (InterPress Service, March 3 ,2005).
Lo que se ve con las cifras es que los países desarrollados dan un apoyo decidido a sus agricultores porque consideran la agricultura una política de Seguridad Nacional. Apoyan a quienes aseguran la alimentación de la población aunque hacerlo rompa con las leyes de la economía de libre mercado. Teoria que tan bien expone el Sr. Aldo Mariátegui en su artículo.
En nuestro país, como no se tiene una política de Estado de apoyo a la agricultura, se la deja someter a la ley de la oferta y demanda y que el mercado determine el precio. Un mercado sin capacidad de consumo por las políticas económicas que tienen a una población con 50 por ciento de desocupados y en extrema pobreza.
Entonces Sr. Director: ¿cómo podemos romper el círculo vicioso de los bajos precios por un bajo nivel de consumo de una población con poca capacidad adquisitiva? ¿Cómo podemos romper el control de los intermediarios y transportistas en la comercialización de los productos agrícolas?
¿Qué hacer para que la política de Estado apoye a la producción agrícola nacional para que asegure la alimentación de la población y no depender de los productos que podemos comprar del extranjero a mejor precio porque están subvencionados y les permite vender a precios por debajo de su costo de producción?
Esas son realmente las cuestiones que debe hacerse y ayudar a que se debata en el periódico que usted dirige y no agredir como gente irracional que van contra las leyes del mercado a los agricultores que honestamente se tratan de ganar el pan con el sudor de su frente. La alternativa que se les ofrece a este sector importante del país es que se mueran de hambre o la migración a las grandes ciudades en busca de empleo y la calcutización y tugurización de estas ciudades. Mire Lima.
La otra es un continuo malestar y conflicto social, propicio para ideas de desesperación que puede envolver nuevamente al país en una violencia ciega, que tanto ha costado en vidas y daños materiales en el pasado. Le ofrezco dos ideas:
Cuando era estudiante en la Universidad Agraria La Molina, la Facultad de Industrias Alimentarias había encontrado nuevos usos a los productos que se cultivan especialmente en la sierra, lo que ahora se llama darle mayor valor agregado. Uno de ellos era el papa pan y el camote pan. Yo siempre lo compré, nunca ví diferencia con el pan de trigo.
Comer el pan de trigo es algo aprendido porque Perú nunca ha sido productor de trigo. El trigo que se usa para hacer el pan se tiene que comprar del extranjero (¿subvencionado?). ¿Por qué el Estado no alienta dando incentivos a industrias que le den uso industrial a los productos agrícolas que se cultivan en el país? Imagino que los técnicos profesionales entendidos en el tema tendrán un sinnúmero de ideas.
La segunda idea ¿de dónde puede salir el dinero inicial? Muy fácil: Reducir el sueldo de los políticos y hacerlo al par de los países latinoamericanos y no de los países desarrollados. El sueldo del Presidente reducirlo a 3,000 dólares al mes y no los 18,000 o 12,500 dólares que se ha auto impuesto. En realidad no se sabe la cantidad a ciencia cierta. El sueldo de los Congresistas a 2,500 dólares y no los diez mil dólares y pago por los 12 meses del año y no por los 14 meses que ahora cobran. Los cargos políticos no son para llenarse los bolsillos de dinero sino que son cargos a los cuales se postulan voluntariamente por vocación de servir al pueblo y no para usufructuar de él.
Sr. Director, hubo otro Mariátegui en los años de 1920 y 1930 a quien por su amor al Perú, que lo estudio científicamente y compartió con todos sus sabios conocimientos, se le llamó El Amauta; el decía una y otra vez, que no miremos al país con los lentes de otros países, que no copiemos teorías ni hagamos calco y copia fiel de otras realidades y pedía que Peruanicemos al Perú. Hay tantas cosas que se pueden hacer si seguimos sus consejos pero para eso creo que primero es necesario ponerse la camiseta roja y blanca del país y no la de otros países.

No hay comentarios.:

CINCO POEMAS DE MAGDALENA CHOCANO