Vistas a la página totales

jueves, 14 de febrero de 2013

Muere en Miami el escritor y crítico Carlos M. Luis


(3 de febrero) El escritor, crítico y curador de arte cubano Carlos M. Luis falleció la pasada madrugada en Miami a consecuencia de un cáncer. Tenía 80 años, informa el diario El Nuevo Herald, con el cual colaboraba.

Luis, también artista plástico, escribió numerosos prólogos, catálogos y comentarios para muchos artistas cubanos.

Nacido en La Habana en 1932, tuvo una destacada participación en la vida artística en Cuba en los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado.

Después de salir de Cuba, en 1962, residió en Nueva York hasta la década de los setenta. En esa ciudad trabajó en la librería y editorial Doubleday y fundó la revista cultural Exilio junto al compositor Julián Orbón, del grupo Orígenes, al escultor Alfredo Lozano, al fotógrafo Jesse Fernández y al poeta Eugenio Florit.

En Miami, creó la galería Meeting Point en Coral Gables, que fue determinante para difundir la plástica cubana en el exilio. Fue además fundador y director del Museo Cubano de Arte y Cultura, un hito en la vida cultural de la ciudad a finales de los años ochenta y principios de los noventa.  En ese período se realizó una importante retrospectiva que reunió la obra de maestros de la vanguardia cubana como Amelia Peláez, Carlos Enríquez y Fidelio Ponce.

"Carlos fue una figura fundadora dentro de la plástica del exilio. No solo hizo una de las primeras galerías que tuvo repercusión internacional, sino que expuso la obra y trajo a artistas cubanos que residían en otros países", dijo el artista plástico y crítico Aldo Menéndez, recordando la labor de Luis en la divulgación de pintores residentes en París como Jorge Camacho, Gina Pellón y Joaquín Ferrer, y de Mario Carreño, en Chile.

En cuanto a la literatura, Luis fue un profundo conocedor de la obra de José Lezama Lima —de quien fue amigo— y del grupo Orígenes, con los que mantuvo una afinidad creativa y además les dedicó importantes reflexiones.

Con Lezama Lima mantuvo correspondencia desde el exilio. En sus últimos años en Miami profundizó su amistad y sus discusiones literarias con el escritor también fallecido Lorenzo García Vega.

Autor de El oficio de la mirada (Ediciones Universal, 1998), libro de ensayos fundamental sobre la cultura y la pintura cubana, Luis escribió también extensamente acerca del movimiento surrealista y sus derivaciones. A su muerte deja listo para publicación un volumen sobre los surrealistas.

Menéndez opinó que un aspecto fundamental del legado de Luis es su visión de la cultura cubana como una sola.

"Se mantuvo al tanto de cada cosa que sucedía en la plástica cubana en cualquier parte del mundo. Buscaba que en su obra no hubiera una ruptura entre el arte que se produce en la Isla y el que se hace afuera", comentó Menéndez.

"Tenía la esperanza de que los cambios fundamentales [para Cuba] vendrían por el arte y la cultura", apuntó.

Por su parte, el pintor Baruj Salinas, también amigo de Luis, recordó su afición por la música y por los viajes, que consideraba como una excelente oportunidad para adquirir CDs y libros de arte y filosofía.

Como crítico, Luis fue "gentil con los pintores que quería, y a su vez evitaba herir a los artistas con sus escritos", afirmó.

"Murió rodeado de sus cuadros y de sus libros, que tanto quería. Sus amigos lo vamos a extrañar mucho", expresó Salinas.

http://www.diariodecuba.com/cultura/15158-muere-en-miami-el-escritor-y-critico-carlos-m-luis


A Carlos M. Luis lo sobreviven su esposa Martha, sus hijos Jorge y Vicky, y sus nietos.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...