Vistas a la página totales

jueves, 10 de noviembre de 2011

Polémica en torno al fallo del III Premio Iberoamericano de Poesía Jaime Sabines para obra publicada 2011

México, D.F. 07 de noviembre de 2011

A LA OPINIÓN PÚBLICA,

Con fecha del día de hoy se dio a conocer, a través de medios impresos y electrónicos, al ganador del III Premio Iberoamericano de Poesía Jaime Sabines para obra publicada 2011. Según las notas que circularon, dicho galardón fue obtenido por el poeta salvadoreño Jorge Galán (1973) con su libro El estanque colmado, libro con el que también se hizo acreedor, en el 2010, de uno de los Accéssit del Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma de Segovia España, consistente en tres mil euros y la publicación del libro por la editorial Visor.

Ante tal noticia, sin embargo, cabe comentar una gravísima irregularidad por parte de los organizadores y del jurado calificador, integrado por la poeta norteamericana Ámbar Past, la poeta española Raquel Lanseros Sánchez y el poeta mexicano Eduardo Langagne a saber: según el inciso “a” de la cláusula 7 de la convocatoria del III Premio Iberoamericano de Poesía Jaime Sabines para obra publicada 2011 que dice a la letra: “No podrán participar las obras que se encuentren en otros concursos nacionales o internacionales, en espera de dictamen, ni aquellas obras que hayan sido premiadas en otros certámenes.”

¿Queda alguna duda sobre la violación flagrante a la citada convocatoria con este fallo? Para colmo, y tomándose una licencia nunca contemplada en las mismas bases, los organizadores dieron a conocer a los medios, los nombres de los libros, y de sus respectivos autores, participantes de la III edición del premio. Nunca había sucedido este tipo de exhibición pública de los concursantes, información siempre confidencial y mantenida en secrecía. Ante tal “ligereza”, algunos de los poetas que enviamos nuestro libro al certamen nos encontramos, a la hora de leer el comunicado, en la misma situación de perplejidad y malestar.

De nueva cuenta, el nombre del autor de Tarumba se ve envuelto en un escenario ¿de dudosa probidad o de inocultable negligencia o de pereza mental? de parte de todos los actores de tan singular fallo –nunca mejor dicho− al poeta Jorge Galán por su doblemente premiada obra El estanque colmado. ¿Qué medidas tomarán las instituciones convocantes –incluida, por supuesto, la oficina del Gobernador, Juan Sabines, sobrino del poeta de Horal− ante semejante aberración? ¿Volverán a convocar al mismo jurado para volver a deliberar? ¿Invitarán a una nueva terna con un mejor historial en la materia? ¿Declararán desierto el premio? Cualquiera de las acciones que tomen, no hay discusión en ello, lo tendrán que hacer de cara a la ciudadanía y a la comunidad de poetas.

Mientras eso sucede, los abajo firmantes, poetas que participamos en el citado premio, denunciamos los hechos arriba relatados y exigimos una explicación convincente de lo sucedido así como su necesaria solución.

ATENTAMENTE

Rocío Cerón, Luis Felipe Fabre y Ernesto Lumbreras


(Nota de Sol negro): La española Raquel Lanseros se ve envuelta de nuevo en la controversia. Esta vez premiando contra todas las bases del certamen al salvadoreño Jorge Galán, uno de los incluidos en la antología regentada por la editorial Visor -de la cual Lanseros también forma parte y es una de sus más entusiastas promotoras- con el título rimbombante de Poesía ante la incertidumbre. Para recordar algo sobre esta polémica ver la reseña de Eduardo Moga colgada hace unos meses aquí. (En la foto el salvadoreño doblemente premiado Jorge Galán).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estas son las consecuencias de cambiar de organizadores,es necesario recordar que éste Premio bajo la dirección de Maranto (joven poeta chiapaneca)nunca perdió credibilidad. Una verdadera lástima.

Heriberto Hernández Medina: dijo...

Según la RAE, se entiende por accésit (Del lat. accessit, infinit. accedĕre, acercarse), en certámenes científicos, literarios o artísticos, a la recompensa inferior inmediata al premio.
Me parece muy bien que se diluciden estos asuntos a la luz para adecentar el putrefacto circuito de los concursos literarios, pero en este caso se podría aducir una cuestión de interpretación.
Cuando se dice “…ni aquellas obras que hayan sido premiadas en otros certámenes”, pudiera interpretarse que se refiere a las que hubiesen obtenido “el premio”, y en términos efectivos un “Accé(e)ssit” (sin acento ortográfico) no es en modo alguno “un premio”, como no sea de consuelo.
En mi personal punto de vista no deberían existir, pues propician que muchos buenos libros anden rodando de concurso en concurso, a la caza de un premio, en detrimento de su dignidad y la del autor.

Anónimo dijo...

TODO el problema es por que no lo GANO un Mexicano .......

paul guillen dijo...

El problema es que por bases un libro anteriormente premiado no podía ser premiado -doblemente premiado- y más sospechoso que Lanseros y Galán estén incluidos en la polémica antología Poesía ante la incertidumbre que promueve la editorial Visor.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...