Vistas a la página totales

lunes, 16 de marzo de 2009

ANTONIO DE SAAVEDRA

Foto del recuerdo, 13 de octubre de 2000 (presentación del número negro de la revista Girabel en el Centro Cultural de España): Antonio de Saavedra, Renato Gómez, Rosario Rivas, Yuri Gutiérrez y Paul Guillén

Conocí a Antonio de Saavedra (Lima, 1974) en San Marcos alrededor del año 1999, por esa época, junto a Renato Gómez dirigíamos la revista Girabel, primero en el formato de la revista Haraui, esto es, dos pliegos doblados, en esta primera etapa llegamos a los cuatro números, publicamos poemas de William Blake, la poeta beatnik Lenore Kandel con un encendido manifiesto "La poesía nunca es compromiso", poemas de Yuri Gutiérrez, Félix Dextre, Renato Gómez y Paul Guillén, y en el número 4, y último en ese formato, con cuatro pliegos doblados, publicamos unas traducciones de Benjamin Peret debidas a Antonio de Saavedra. Cuando conocí a Antonio el había editado un pequeño y hermoso libro de traducciones de André Breton titulado La Unión libre/Xenófilos que lamentablemente he perdido. Al siguiente año (2000) saldría editado el número negro de la revista Girabel con poemas inéditos de Carmen Ollé, José Carlos Yrigoyen, Yuri Gutiérrez y traducciones de Robert Desnos, Adam Zagajewski, Derek Walcott y una decena de poemas de César Moro traducidos por Antonio de Saavedra. La revista Girabel, en el año 2002, editaría su número blanco, pero esa es otra historia. Antonio es autor de algunas plaquettes y libros de poesía como Guarismos (inédito), Canto en el fuego (al alimón con José Farje Cuchillo), Airones y Laguna de electricidad. Antonio, por algún tiempo, se dedicó exclusivamente a la música con el grupo Ambarina y ahora ha regresado a la poesía con su blog Poemas de Antonio de Saavedra, además Antonio fue el fundador de la Revista neo-surrealista en San Marcos, del número 4 de esa revista reproduzco este poema, que pertenece a su libro Laguna de electricidad (Ediciones Caracol, 1998):

descubro el viento alisado de las frescas mañanas...

Descubro el viento alisado de las frescas mañanas
En tus peces positivos
Con los cuales calmo estas pequeñas desesperanzas junto a tu vida vidriosa
Una casa de madera amplia
Cuyo fuego puede ser bebido
Nos une las sangres lentas
Apasionadas por el vestigio de una nueva gama de colores oyentes
Y luego de años imantados
Podemos establecer los sitios en los que la luz se propone cultivar la magia de la ceniza
Afirmando su estela en la mar
Hacia el bosque de péndulos
Se resbalan los cuerpos reales con sus turbantes y batas oxigenadas
Simplemente aptos para el enjoyamiento de los escarabajos
Tú y yo hemos de cubrir este paraje
Con el máximo de piedras redondas
Que encontraremos en el funicular del arrebol
De ojos profundos de ojos acuosos
Dignos para el viaje que harás con zapatillas azules escogiendo un mundo decorado de heliotropos
Y uniendo nuestros tiempos
En un hermoso beso eólico
Para ti tengo
Tan sólo esta poesía
Un gran intento de describir
El lado de la tierra
Alumbrado por el sol de ónyx
Por donde caminamos sin descanso

1 comentario:

Antonio De Saavedra dijo...

Estimado Paul: Con suma emoción te agradezco por este post. ¡Y por la fotografía! Ya no recordaba esa presentación de Girabel, tampoco que hubieran imágenes de aquella noche. Con pena leo que ayer falleció don Nicanor De la Fuente. Nos siguen dejando los grandes... En cuanto al libro de André Breton que edité en 1997, con gusto te paso un ejemplar cuando quieras, pásame la voz. Gracias por todo Paul, por la recordación. Saludos cordiales ^_^

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...