Vistas a la página totales

lunes, 15 de octubre de 2012

Entrevista a la poeta Pia Tafdrup: «un premio no puede ser nunca una motivación para escribir»

Por: Mario Pera

La poeta danesa Pia Tafdrup, es una de las voces más reconocidas e importantes de la poesía nórdica de los últimos tiempos. Dotada de un lirismo bastante personal e inusual, la poeta ha constituido una obra literaria muy sólida, con más de una docena de poemarios y publicaciones en otros géneros literarios que la han hecho destacar en el panorama literario escandinavo.

Tafdrup obtuvo el grado de Maestra en Artes por la Universidad de Copenhague en 1977, en donde se vinculó de modo más cercano con la poesía contemporánea de su país, Dinamarca, hecho que marcó en ella el deseo de escribir poesía. Sin embargo, su obra se hizo conocida en la década siguiente, en los 80’s, con la publicación de su primer poemario Cuando un ángel rompe su silencio (1981), para aparecer, al año siguiente, en Constelaciones. Antología de la poesía danesa 1976-1981 (1982) con el poemario No coger. Tras ello, ha publicado varios poemarios considerados como muy notables, tanto por la crítica especializada como por los lectores. Entre estos destacan Fiebre blanca, que obtuvo el Premio Holger Drachmann, La puerta de la Reina y Los caballos de Tarkovsky.

Su poesía ha sido traducida a varias lenguas como el inglés, portugués, árabe, croata, islandés, chino, búlgaro, italiano, francés, español, alemán, turco, griego, hebreo, japonés, polaco, macedonio, rumano y vietnamita.

Tafdrup no solo ha cultivado el género poético, sino también ha ingresado al terreno de la narrativa con la publicación de las novelas Devoción y Estrella sin tierra; y del teatro, con la puesta en escena de dos obras teatrales escritas por ella, Muerte en las montañas y La Tierra es azul, ambas montadas en el teatro de Odense, Dinamarca.

Desde 1989 es miembro de la Academia Literaria de Dinamarca y, como poeta, ha sido galardonada con varios premios importantes, tales como el premio de literatura danesa para mujeres otorgado por la Fundación Ragna Sidén en 1997, el Premio de Literatura del Consejo Nórdico en 1999 (que es el premio literario más prestigioso en el ámbito de los países escandinavos), el Premio Søren-Gyldendal en el 2005 y el Premio nórdico de la Academia Sueca en el 2006.

La poesía de Pia Tafdrup es, entre los poetas daneses contemporáneos, una de las más difundidas dentro y fuera de su país, constituyéndose como una poesía clave para poder acercarnos a la tradición poética nórdica de finales del siglo XX e inicios del siglo XXI. En la presente entrevista, Pia Tafdrup nos comenta respecto a sus inicios en la poesía, algunas de sus publicaciones más importantes y nos refiere opiniones singulares sobre el oficio de escribir.




1. Pia, eres Master en Artes, ¿cómo fue tu primer acercamiento a la poesía?, ¿cuáles fueron tus primeras lecturas?, las que determinaron en ti el deseo de escribir poesía y de publicar por primera vez un poema en literary journal Chancen, en 1980.

Mi padre me leía en voz alta los cuentos de hadas de Hans Christian Andersen tan pronto como fui capaz de entender mínimamente. Me dieron sus cuentos reunidos en 12 pequeños volúmenes como un regalo cuando fui bautizada. Incluso si el género es el de cuentos de hadas, es muy poético. Así, la mezcla de la voz de mi padre con la fuerza poética de las palabras, fue una especie de abono literario para mí. La presencia de mi padre, cuando me sentaba cerca de él, y el cómo me guió a este mundo mágico, es algo que nunca olvidaré. Todas las tardes, él también inventaba una historia para mí, cuando él estuvo viejo y enfermo, yo le leía lo mismos cuentos que él me leyó, y fue fantástico descubrir qué tipo de «medicina» eran las palabras de Hans Christian Andersen para él.



La poeta Pia Tafdrup con su padre, Finn Tafdrup, poco antes de que este último falleciera.
Foto: Philip Tafdrup



Mi primera lectura pública tuvo lugar en Odense —la ciudad donde Hans Christian Andersen nació—. Cuando un ángel rompe su silencio, fue publicado en 1981, leí de este poemario en un lugar en donde el público estaba sentado en una oscuridad total, no tenía ni idea de cómo fueron recibidos los poemas cuando los leí. Estaba casi gritando mis poemas, porque tenía la sensación de que el público estaba sentado muy lejos. Recibí muchos aplausos, pero una de las otras poetas que leyeron junto a mí, me hincó en la espalda y me dijo: «no puedes leer así». Ella tenía razón, pero me tomó mucho tiempo llegar a ser más civilizada cuando leo desde un escenario. Solo había escrito poemas, nunca imaginé que, algún día, presentaría esos poemas por mí misma. Hoy en día, no leo para un monstruo de muchas cabezas, sino para cada persona…

Estudié literatura en la Universidad de Copenhague, que era como un tipo de escuela de escritura para mí. Allí leí la poesía danesa contemporánea, y me encantó. De repente, me sentí como en casa. Escribí muchos poemas en ese momento. También envié algunos de esos poemas, de los años en que estudié, a una editorial, pero fueron por suerte rechazados. En primer lugar, cuando terminé mis estudios pude darle a los poemas, en serio, toda mi concentración, y luego encontré mi propia voz quedando lista para publicar. El poeta Inger Christensen dirigía la revista The Chance junto con Pil Dahlerup, y tuvieron el coraje de publicar uno de mis poemas, al año siguiente una editorial publicó mi primer poemario. 1981 fue un gran año para la poesía danesa por lo mucho que significaba el que, de pronto, surgieran muchos poetas al mismo tiempo.



No coger (1982), segundo poemario de Tafdrup


2. Has publicado, desde el año 1981 hasta la actualidad, más de 20 libros de poesía. Así como has evolucionado como persona, ¿cómo ha ido evolucionando tu poesía a lo largo de estos 20 poemarios? ¿Tal vez han cambiado los temas, lo que te interesa decir, tu forma de expresarte?

He escrito poemas con temas existenciales todo el tiempo, pero mi poesía, por supuesto, se ha desarrollado con el transcurso de los años. Tal como un pintor puede elegir un pequeño lienzo, empecé de modo minimalista. Cuando el pintor adquiere más experiencia, él o ella elegirá un lienzo más grande y, tal vez, terminará creando en un lienzo muy grande. Lo mismo es para mí. Mis poemas fueron creciendo lentamente, porque me hice capaz de enfrentarme a un mundo más grande. Incluso mis libros comenzaron a dialogar con los demás.

En los noventas, escribí una trilogía temática: el bosque, la ciudad y el agua. No tenía un plan desde el principio, pero de repente fue así. Y desde el cambio de milenio, he escrito un cuarteto basado en los cuatro elementos. Y otra vez: ¡eso sucedió casi sin ser consciente de lo que estaba pasando! En mayo de 2012, el último de los cuatro libros será publicado… Es por eso, que es tan fascinante el continuar. Hoy en día, los medios de comunicación solo se centran en el nuevo libro de un poeta o escritor, pero la obra íntegra de un autor, por supuesto, es de gran interés.



Novelas de Tafdrup: izq. Devoción (2004) y der. Estrella sin tierra (2008)


3. Además de escribir poesía, has ingresado últimamente en otro género literario como la narrativa (la escritura de novelas, en particular); sin embargo, siempre retornas al género poético. ¿Qué te ofrece la poesía como género que los otros géneros literarios en los que también has publicado no te han ofrecido?

Cuando escribí un poema llamado «Sacrifier» (‘El sacrificador’) —inspirado por el filósofo francés Derrida—, me di cuenta de que tenía mucho más que decir, pero, en ese momento, no sabía cómo. Medio año más tarde, me encontré escribiendo prosa con el fin de captar lo que no pude en el poema. Simplemente, tenía mucho que decir y, por eso, terminé una novela llamada Sacrifier (‘El sacrificador’). El pensamiento de Derrida era que ofreces todo de ti cuando estas enamorado. Espero que esta novela algún día sea traducida al español, estoy segura de que los lectores en español la comprenderán.



Poemario Los caballos de Tarkovsky (2006), izq. versión danesa y der. traducción al inglés


4. Entre tus poemarios Los caballos de Tarkovski es, indudablemente, uno de los más importantes por el significado emocional que tuvo para ti, es el poemario que escribes tras la enfermedad y muerte de tu padre, es un poemario de la pérdida, pero también del recuerdo y de la celebración de la vida de tu padre. ¿Qué nos puedes contar de este poemario? Al provenir de una experiencia tan fuerte, ¿A partir de la publicación de Los caballos de Tarkovski cambió en algo tu forma de expresión poética?

El poemario Los caballos de Tarkovsky, trata sobre mi padre volviéndose senil y sobre su muerte. Por supuesto, no era el libro que hubiera soñado escribir, pero mi padre quería, cuando estaba en la plenitud de su vida, que hablara en su funeral. Alejé de mí ese pensamiento hasta el día de su muerte… Tras fallecer, supe que tenía que hacer el discurso. Escribí el discurso completo en dos horas, y contenía un poema. No me di cuenta de que ese fue el comienzo de algo mucho más grande. Yo había decido un año antes, que me quedaría un mes en Berlín con el fin de escribir. Este período fue dos semanas después de que mi padre fuera enterrado.



Los caballos de Tarkovsky (2009), traducción al español por Basarai



Pensé que debía escribir algo más, pero lo único que salía de mi lapicero era la palabra «padre». Todo lo que intentaba escribir era sobre él… Primero, no quería escribir sobre su demencia, pero era la única cosa en la que pensaba, y luego me permití Intentarlo, y quedé completamente absorta.

Veía películas de Tarkovsky durante el último mes de vida de mi padre, porque estaba preparando un discurso sobre una de mis películas favoritas Andrej Rublev. Un resultado de esto, fue que la atmósfera en las películas de Tarkovsky se conectó con mi padre. Esa es la razón por la cual se halla Tarkovsky en el título. Hay muchos caballos en su película. El animal favorito de mi padre era el caballo. Los animales siempre reflejan lo que está pasando en la relación entre las personas. Entonces, si no estás muy seguro, puedes ver en el comportamiento de los animales lo que está sucediendo entre los seres humanos. En la última escena de Andrej Rublev puedes ver a los caballos en la lluvia, representando una esperanza, algo importante para un libro que trata sobre la muerte de mi padre.


Tafdrup en el PEN American Center 2007.
Foto: Beowulf Sheehan



5. Tu obra poética ha sido reconocida con varios premios, entre estos el Premio de Literatura del Consejo Nórdico en 1999, el Premio Søren-Gyldendal en el 2005 y el Premio nórdico de la Academia Sueca en el 2006. Para algunos autores los premios no significan nada, ¿qué significan los premios para Pia Tafdrup?

Estoy muy agradecida por estos premios. Paso mucho tiempo sola, trayendo mis poemas al mundo. Por supuesto, aprecio el llegar a tocar al lector. Mi sueño es que el poema pueda ser un lugar de encuentro. Las reacciones y las respuestas, son muy diferentes. Considero un privilegio especial ser leída y entendida por los colegas, pero, por supuesto, un premio no puede ser nunca una motivación para escribir. Tiene que serlo una necesidad existencial.



Otros poemarios de Tafdrup: Fiebre blanca (1986), La puerta de la reina (1998)
y Las ballenas en París (2002)



6. En nuestro país, Perú, se debate la reinstauración del Premio Nacional de Poesía. ¿Existe en Dinamarca algún premio parecido? ¿Consideras importante que el estado promocione la literatura a través de este tipo de premios?

Tenemos diferentes tipos de premios y becas en Dinamarca. Las subvenciones, se dan casi siempre por los estados y muchos países quisieran copiar nuestro sistema en ese sentido. Tenemos el Consejo Danés de las Artes. Este Consejo apoya actividades artísticas en el campo de la literatura, de las artes escénicas, de las artes visuales y de la música.

Soy miembro de la Academia Danesa, institución en la que tenemos varios premios para los escritores, poetas y dramaturgos. De hecho, el mayor premio es pagado por el Estado, pero solo los miembros de la Academia deciden quién lo recibe. Lo importante es que tienen que ser escritores, poetas y otros profesionales entre los que se distribuyan tanto los premios, como las subvenciones. Cuando el Estado danés concede subvenciones, tenemos que decidir cada tres años a quiénes otorgarlo.



Último poemario de Tafdrup: La brújula del pájaro migrante (2010)


7. Quisiera saber Pia si vas a publicar pronto un nuevo poemario, ¿tienes algún nuevo proyecto poético del que nos puedas hablar en primicia?

Junto con Las ballenas en París (2002), Los caballos de Tarkovsky (2006), (y su traducción al español por la editorial Bassarai en el 2009) y La brújula del pájaro migrante, el nuevo poemario terminará el cuarteto que mencioné anteriormente. Las ballenas en París tiene a la persona amada como la figura central, Los caballos de Tarkovsky, tiene al padre y La brújula del pájaro migrante, a la madre. El nuevo poemario será publicado cuando tenga sesenta años. Contiene poemas de mis recuerdos, una para cada año, así que allí «el yo» es la figura central.


Tafdrup leyendo uno de sus poemas



8. ¿Qué piensas respecto al último Premio Nobel de Literatura otorgado al poeta sueco Tomas Tranströmer? ¿Se hace «justicia» con la obra de uno de los más importantes poetas europeos?

Me sentí muy feliz el día que me oí que Tomas Tranströmer recibió el premio. Estaba totalmente sola, ¡pero realmente celebré! Sí, Tranströmer es uno de los más grandes poetas que tenemos. No se puede hablar de «justicia» cuando se trata de premios, estaríamos muy parametrados.



Afiche de la editorial danesa Gylendal para la presentación de
la obra completa de la poeta Pia Tafdrup en tres volúmenes:
Poesía (1981-83) (1999), Poesía (1984-88) (2000) y Poesía (1989-98) (2001)


9. Finalmente, vas a participar en el Primer Festival Internacional de Poesía de Lima, ¿qué expectativas tienes en torno a la realización de este nuevo festival?

Espero poder participar en este experimento, y desde que Renato Sandoval tiene un papel importante, supongo que tendremos programas serios, pero también con gran diversión. Tal vez también será un poco caótico por ser la primera vez. Sin embargo, durante los años me he acostumbrado a que no todos los países del mundo estén organizados como los países escandinavos… Por lo menos, he cancelado la última semana de un mes en París, a fin de poder llegar a Lima. Si eventos como este son recurrentes, su importancia irá creciendo.

Nunca me olvido de una escuela en México, que cada año era visitada por diez poetas, ¡al mismo tiempo! Este evento era preparado cuidadosamente. Cada vez más y más alumnos y estudiantes escribían poemas para cada año. Algunos de ellos recitaban sus poemas junto con nosotros. Yo estaba muy sorprendida. Solo puedo desearles buena suerte.








Biodata

Pía Tafdrup. Copenhague - Dinamarca, 1952. Ha publicado en poesía: Cuando un ángel rompe su silencio (1981), No coger (1982), La zona más íntima (1983), Marea viva (1985), Fiebre blanca (1986), El puente de momentos (1988), El bosque de cristal (1992), Canción territorial. Un ciclo de Jerusalén (1994), La puerta de la reina (1998), Mil nacidos (1999), Las ballenas en París (2002), Los caballos de Tarkovsky (2006), Bumerán (2008) y La brújula del pájaro migrante (2010); en novela: Devoción (2004) y Estrella sin tierra (2008); y las obras teatrales: Muerte en las montañas (1988) y La Tierra es azul (1991), entre otros.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...