Vistas a la página totales

miércoles, 13 de enero de 2010

ÚLTIMA POESÍA PERUANA II

CONTINUAMOS CON LA SEGUNDA ENTREGA DE LA ÚLTIMA POESÍA PERUANA. CUATRO VOCES. CUATRO LIBROS:


20
Jardines de Kyoto

Después de pasar dos días recorriendo la ensenada de Otsu, he reavivado
mis ganas de hallarme entre flores y poesía. Así llego a las puertas de la
capital, justo cuando las festividades de tsukimi45 han llevado a una multitud
sobre los jardines de árboles de cerezo. Me pierdo durante la tarde entre
los niños y mujeres que ofrecen dango46 a los extraños como yo, y cuando
anochece, me recuesto sobre la hierba para ver a la luna llena. Bajo esta
comunión, siento calma para compartir con la gente que me acompaña;
así, de improviso, digo este poema:

Terco resplandor
en el cielo:
compañía del conejo.47

Un hombre, que ha bebido demasiado, responde con la siguiente estrofa:

Vuelvo y vuelvo;
la noche se escapa
de mi sakazuki48.

Muchos de los allí presentes ríen a placer. Ante eso una mujer, que está
acompañada por dos niñas, replica con voz firme:

Nada se puede asir:
abajo el cinturón,
arriba la luna.
La gente celebró esta última intervención con otro estallido de carcajadas.
Después de esto, con la algarabía propia de la fiesta, bailamos y
cantamos.
Cansado, hallo posada cerca de Rokuonji. Con una sonrisa cierro los ojos y
pienso: mañana habrá peregrinaje.

--------
45 Literalmente significa “mirar la luna”, y es una festividad donde el primer día de luna llena de otoño se sale a ver la luna y se le ofrecen dulces y bebidas.
46 Son bolitas de masa de arroz con relleno dulce. Se ofrecen a la luna durante la fiesta.
47 La tradición del tsukimi fue heredada de China, y de ahí proviene la leyenda que cuenta que un conejo vive en la luna. Los japoneses, hasta el día de hoy, creen que allí el conejo amasa mochi (dulce de arroz).
48 Copita para beber sake.

Diego Alonso Sánchez (Lima, 1981). Bachiller en Literatura por la Universidad de San Marcos. Fue confundador del grupo de creación y publicación literaria Sociedad elefante y bajo el sello del mismo nombre publicó Mitsuya Nicolás y otros poemas (Lima, Sociedad elefante editores, 2002). Actualmente es profesor del colegio Los Reyes Rojos. Por el pequeño sendero interior de Matsuo Basho (Lima, Lustra, 2009) es su segundo libro de donde tomamos el poema que publicamos.


me voy

porque yo tampoco hundiré
mis lágrimas
en la madrugada
ni tu miedo que cae ante mi soledad

me voy
y me ahogo en los panales de tus ojos
tu deseo es mi secreto

me voy
me llevo tus palabras



amanezco y duermo

amanezco y duermo al lado
de un cementerio de abejas o es mi corazón
en el que un día de sombras te enredaste

pequeño amor
pequeña tosida de mi voz
me gustas porque vives junto a la música que no soporto
como aquella poesía escrita por insectos

me gustas porque a todos les disgustas

pequeño papel bond
esta noche te recuerdo que escogiste quedarte en mi corazón

porque el que no soy yo te siente lejana
y porque en cada momento callado y brillante
cruzas mis pasos callada y brillante

como un engaño

Enrique León. Forma parte del comité editorial de EstaNoEsUnaPutaEditorial y tiene el blog La Jaula de León. ParteUnoParteDosAparteSinParte (Lima, ENEUPE, 2009) es su primer libro de donde reproducimos estos dos poemas.

Corporeidad

la única forma de corporeidad que se
distiende entre instantes fugaces
y húmedos rastros sobre las manos
que hiñen en silencio palabras que
recuerdan excesos en las brumas
encrespadas tu boca y la más ardorosa
melancolía bajo la superficie del
vino aroma que deleita los vellos con
fermentación de mujer lluvia y nube
vaporosa sobre el cielo que vuelca su
sello y frutos sobre la mañana y el
escudo envuelto entre la abierta
piel o calígine que desprende sombras
leves del silencio y el cuerpo
contempla la clara distorsión de la
magia y los dedos apuntan hacia la única
forma de corporeidad que se distiende


Descenso

Abres tu boca y entra mi dedo inmensa tu boca se abre y
yo entro completo primero mi dedo luego mi mano mis
dos manos mis cabellos mis hombros mi cuerpo entero
tu boca inmensa me contiene tu noche negra y clara pura
y pura sobre todo tu boca inmensa que se ocupa conmigo
tu lengua moviéndome juega con mi cuerpo cada vez más
ínfimo más residual tu cielo se eleva tu conducto se abre
mis ojos se ciegan siento atravesar tu cavidad interna siento
ser destilado a mi estado real tu cuerpo inmenso lento y
hermoso llenándome de jugos celestiales me consume y me
excreta y yo caído y glorioso me disipo en luz gracias a tu
digestión oh evanescente sensación quise desprenderme
del cuerpo que tengo y terminé sumergiéndome en él

Wilver Moreno Tineo (Ayacucho, 1982). Estudió Bibliotecología en la Universidad de San Marcos, integra el Grupo Literario El Club de la Serpiente. Detritos (Lima, Paracaídas, 2009) es su primer libro de donde provienen estos textos.



Todos los cardinales murmullitos de tu haber

La cordillera como cicatriz
donde nos sangramos con lamparines.
Tus manos en tántrica humareda,
se disparan miles.

Y no es dogma,
ni revista de negocios
la lección que hoy bailarán tus brazos.
cuando me narres al vacío por noche.
Es hoy,
que este animal enlutecido penetra mi cuarto y levanta
mis piernas en zancadas, derrumbando vías.
Encuéntrame a mi crío con su oráculo chirriante
tiñéndome las constelaciones que atropellé en el
trayecto
y extermino esta torre eléctrica.
¿Por qué?
Porque tú robaste las luciérnagas espaciales
con ese puño izquierdo donde escondes las respuestas y
arrojas versos molidos como opciones.
No me entregas a los becerros,
cambiando las tramas limpias,
los restos de cobre en mis botas.

Y yo que he volado como los metros,
que marchan más rápido, como si su
combustible constase de los glóbulos rojos que
encienden
tus marranos pensamientos...
pilotan feroces a chorro, como mis pasos,
mientras sigas limpiando mis botas en los
resplandores.

Gracias al milagro cósmico de esta tierra,
se abren las zanjas para llegar a tu casa,
con toda mi polvareda
y mi olor cuando la cama aun es flor.

¿Lo recuerdas?
Como los troyanos que destruyes con tu índice.

Entonces sí que lo recuerdas.

(Santiago de Chile)

Vanessa Martínez. Nació en Lima en 1979, aunque gran parte de su vida vivió en Trujillo. Ha publicado los poemarios La hija del carnicero (Lima, Zignos, 2007) y Coraza (Trujillo, Avde Sapere, 2009), de este último proviene el poema que publicamos.

6 comentarios:

katatay dijo...

señor guillén
para tan pretencioso título
(última poesía peruana)
se necesita mayor investigación
y visitar las demás regiones,
no puede ser posible que usted siga pensando que sólo en lima se escribe y publica poesía. qué pasó con arequipa, cusco, puno y otros tantos lugares donde seguramente hay poetas con obras impresas de gran calidad. le recomiendo cambiar el título a última poesía publicada en lima, sería más conveniente no cree.

paul guillen dijo...

Katatay parece que no eres lector habitual de sol negro, en estas páginas hemos dado cobertura a muchisimas cosas que ocurren en provincia, por ejemplo conocemos la obra de poetas importantes de la última poesía peruana de cusco, puno, moquegua, tacna, ica (yo mismo soy de ica), chincha, trujillo, cajamarca, chiclayo, piura, huancayo, huanuco, etc. así que desconocimiento no existe y si no conoces bien a sol negro no puedes decir que no hay investigación. Además de donde sacas que yo creo que la única poesía es la de Lima. Tienes razón sí en una cosa no hemos incluido poetas de provincia porque lo haremos en las entregas III y IV de Última poesía peruana.

Anónimo dijo...

Creo que se trata de mostrar lo más desstacado de la última producción, es decir la más reciente, ¿no?. Y creo, además, que se ha dicho que se tartan de poemarios de 2009, ¿no? No veo por qué siempre aparece uno de estos defensores de "los sin voz", aquellos que se proclaman así mismo marginales y siempre quieren estar en la foto. Está claro que cuando Kataty dice: Puno, Arequipa y Cusco; está circunscribiendo su "pluarilidad" a la región sierra sur del país. ¿No sería mucha coincidencia que él fuera de Cusco, de Arequipa o de Puno? Escudarse en la represantación de una voz colectiva que aparentemente no tiene espacio es una manera muy triste de exigir notoriedad. ¿Sólo en la región sierra sur del país escriben poesía? ¿Sólo la región sierra sur del país es considerada como provincia? He linkeado el enlace y, claro, Katatay tiene como base Moquegua-Arequipa. ¡Que se mand eunos poemitas, no? A ver Paul si los cuelgas y lso coemntamos todos, y hablamos una semana entera de Katatay y la poesía de provincia.

Anónimo dijo...

Notables poemas de Wilver Moreno.
Pero es más notable el esfuerzo de Paul por mostrar lo último de los poetas emergentes. Ahora, iré a comprar el libro de Moreno.
Saludos.

Alonso Higa

katatay dijo...

bueno señor guillén
empezaré a leer más seguido su blog
y esperaré las entregas III y IV que creo son necesarias. deseo manifestarle que mi comentario anterior se debe al hecho de que usted sólo menciona dos entregas en la publicación del 6 de enero, por eso sigo considerando importante hablar de otros poetas.

pd. para intercambiar cualquier tipo de información, le invito a checar (http://www.circuloculturaltodaslassangres.blogspot.com)allí encontrará algo sobre poesía y eventos culturales en apurímac, zona de donde provengo.

Michael A.J.M. dijo...

bien con los poemas de Enrique, sin duda un gran libro...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...