Vistas a la página totales

domingo, 5 de marzo de 2017

10 POEMAS DE CARLOS GERMÁN BELLI



SEGREGACIÓN N°1

             (a modo de un pintor primitivo culto)

Yo, mamá, mis dos hermanos
y muchos peruanitos
abrimos un hueco hondo, hondo
donde nos guarecemos,
porque arriba todo tiene dueño,
todo está cerrado con llave,
sellado firmemente,
porque arriba todo tiene reserva:
la sombra del árbol, las flores,
los frutos, el techo, las ruedas,
el agua, los lápices,
y optamos por hundirnos
en el fondo de la tierra,
más abajo que nunca,
lejos muy lejos de los jefes,
hoy domingo,
lejos muy lejos de los dueños,
entre las patas de los animalitos,
porque arriba
hay algunos que manejan todo,
que escriben, que cantan, que bailan,
que hablan hermosamente,
y nosotros rojos de vergüenza,
tan sólo deseamos desaparecer
en pedacitititos.




Papá, mamá,

Papá, mamá,
para que yo, Pocho y Mario
sigamos todo el tiempo en el linaje humano,
cuánto luchasteis vosotros
a pesar de los bajos salarios del Perú,
y tras de tanto tan sólo me digo:
«venid, muerte, para que yo abandone
este linaje humano,
y nunca vuelva a él,
y de entre otros linajes escoja al fin
una faz de risco,
una faz de olmo,
una faz de búho»




¡OH HADA CIBERNÉTICA!…

¡Oh Hada Cibernética!, ya líbranos
con tu eléctrico seso y casto antídoto,
de los oficios hórridos humanos,
que son como tizones infernales
encendidos de tiempo inmemorial
por el crudo secuaz de las hogueras;
amortigua, ¡oh señora!, la presteza
con que el cierzo sañudo y tan frío
bate las nuevas aras en el humo enhiestas,
de nuestro cuerpo ayer, cenizas hoy
que ni siquiera pizca gozó alguna,
de los amos no ingas privativos
el ocio del amor y la sapiencia.




PLEXIGLÁS

Este cuero, estos huesos, esta carne,
días hay que no sufren por milagro
el tenedor, las hachas, el cuchillo,
que el gerifalte tal un matarife
limpia, agita y afila con primor,
para hincar luego y dividir en trozos
al más avasallado de la tierra;
pues veces hay que por ensalmo mil
el cuerpo que hipa pasto no es del filo,
sino de plexiglás cual res el alma
de la que cortan y pesan y ponen
en el seno de un turbio celofán
el alón de la mente y el filete
no de carne, no, pero sí de aire.




LOS BOFES

Estos que hoy bofes boto mal mi grado,
tamaños montes cuando me jubile,
como mil dejaré al fin (¡ja, ja, ja!
bofes, ¡ja, ja, ja! bofes nunca más);
y redimido así de bofes ya
hacia la huesa iré con talares alas,
antes que tornen mala vez de nuevo
amos viles a donde mí con priesa,
a llenarme el vacío cuerpo y liso,
para que luego luego, mal mi grado,
bote yo otras mil nuevas asaduras.




POEMA

Frunce el feto su frente
y sus cejas enarca cuando pasa
del luminoso vientre
al albergue terreno,
do se truecan sin tasa
la luz en niebla, la cisterna en cieno;
y abandonar le duele al fin el claustro,
en que no rugen ni cierzo ni austro,
y verse aun despeñado
desde el más alto risco,
cual un feto no amado,
por tartamudo o cojo o manco o bizco.




AMANUENSE

Ya descuajaringándome, ya hipando
hasta las cachas de cansado ya,
inmensos montes todo el día alzando
de acá para acullá de bofes voy,
fuera cien mil palmos con mi lengua,
cayéndome a pedazos tal mis padres,
aunque en verdad yo por mi seso raso,
y aun por lonjas y levas y mandones,
que a la zaga me van dejando estable,
ya a más hasta el gollete no poder,
al pie de mis hijuelas avergonzado,
cual un pobre amanuense del Perú.




POEMA

Nuestro amor no está en nuestros respectivos
y castos genitales, nuestro amor
tampoco en nuestra boca ni en las manos:
todo nuestro amor guárdase con pálpito
bajo la sangre pura de los ojos.
Mi amor, tu amor esperan que la muerte
se robe los huesos, el diente y la uña,
esperan que en el valle solamente
tus ojos y mis ojos queden juntos,
mirándose ya fuera de sus órbitas,
más bien como dos astros, como uno.




EL ATARANTADO

Atarantado, atortolado siempre,
en un tal tamañito apachurrado,
a ras de las alturas
yazgo de mi talón.

Me chupo, me atarugo mal mi grado,
y en vez de las luciérnagas cerúleas,
grillos vuelan, revuelan
en la olla de mi cráneo,

Mientras que a este umbroso paladar,
sin gota de saliva entrecogido,
lo azoran y lo riñen
las sosas y magnesias.

En tal manera me emborrico apriesa,
como cualquier acémila de carga,
            y grave es la ocasión
porque prole yo tengo.

Tarumba vuelto, en fin, y ya sin fuegos
por yerros de la cuna hasta la tumba,
y en tanto despabílome
no más con estos versos.  



SEXTINA DEL MEA CULPA

Perdón, papá, mamá, porque mi yerro
cual cuna fue de vuestro ajeno daño,
desde que por primera vez mi seso
entretejió la malla de los hechos,
con las torcidas sogas de los hechos,
donde cautivo yazgo hasta la muerte.
  
Como globo aerostático en la muerte,
henchida por la bilis de los yerros,
la conciencia saldrá desde la zaga,
y morir cuán cercado por los daños,
del orbe será el más lastimoso hecho,
que suerte no es del ilustrado seso.

Pues son cosas de un aturdido seso
no ser despabilado ni en la muerte,
y en verdad es un inaguantable hecho
que adherida prosiga el alma al yerro,
hasta cuando sumida en crudos daños
el cuerpo pase a polvo en plena zaga.

De los oficios y el amor en zaga,
por designio exclusivo de mi seso,
me dejan así los mortales daños,
aún en el umbral de la propia muerte,
que tal sucede por labrar con yerros
los espesos lingotes de los hechos.

Yo, papá, mamá, vuestros dulces hechos
cuánto agrié por yacer no más en zaga,
perdido en la floresta de los yerros,
y corridos os fuisteis por mi seso,
entre ascuas de rubores a la muerte,
bajo el largo diluvio de los daños.

Porque el error engrana con el daño,
al errar yo os dañe como feo hecho,
os lanzando cuán presto hacia la muerte,
en tanto inmóvil yazgo siempre en zaga,
al arbitrio del antro de mi seso,
donde nacen los más mortales yerros.

Si mi seso, papá, mamá, en la zaga,
que postrer hecho sea ante la muerte
pagar los daños y lavar los yerros.



Carlos Germán Belli (Lima, 1927). Libros: Poemas (Lima: Talleres Gráficos Villanueva, 1958); Dentro & Fuera (Lima: Escuela Nacional de Bellas Artes, 1960); ¡Oh hada cibernética! (Lima: Ediciones de La Rama Florida (El Timonel), 1961. 2ª edición aumentada. Lima: Ediciones de La Rama Florida, 1962); El pie sobre el cuello (Lima: Ediciones de La Rama Florida, 1964); Por el monte abajo (Lima: Ediciones de La Rama Florida, 1966); Sextinas y otros poemas (Estudio introductorio de Julio Ortega. Santiago de Chile: Editorial Universitaria, 1970); ¡Oh hada cibernética (Antología. Caracas: Monte Ávila, 1971); En alabanza del bolo alimenticio (México: Premiá Editora, 1979); Asir la forma que se va (Antología personal. Lima: Cuadernos del Hipocampo, 1979); Canciones y otros poemas (Nota de Roberto Paoli. México: Premiá Editora, 1982. 2ª edición. Trujillo: Municipalidad Provincial de Trujillo, 1992); Boda de la pluma y la letra (Antología. Madrid: Eds. Cultura Hispánica, Instituto de Cooperación Iberoamericana, 1985); El buen mudar (Madrid: Ediciones del Tapir, 1987. 2ª edición aumentada. Lima: Editorial Perla, 1987); Más que señora humana (Lima: Editorial Perla, 1986. 2ª edición. Montevideo: Ediciones de Uno, 1987. 3ª edición con el nombre de Bajo el sol de la medianoche rojo. México: Premiá Editora, 1990); Antología personal (Edición y prólogo de Jorge Cornejo Polar. Lima: concytec, 1988); Antología crítica (Selección y notas de John Garganigo. Hannover, New Hampshire: Ediciones del Norte, 1988); En el restante tiempo terrenal (Lima: Editorial Perla, 1988. 2ª edición. Lima: Imprenta desa, 1990. 3ª edición aumentada. Lima: concytec, 1990. 4ª edición. Buenos Aires: Argonauta, 2004); Acción de gracias (Trujillo: Municipalidad Provincial de Trujillo y Casa del Artista, 1992); Los talleres del tiempo: poemas escogidos (Edición y estudio preliminar de Paul W. Borgeson, Jr. Madrid: Visor, 1992); Trechos del itinerario 1958-1997 (Antología personal. Bogotá: Instituto Caro y Cuervo, 1998); En las hospitalarias estrofas (Santiago de Chile: Separata de Mapocho, Revista de Humanidades y Ciencias Sociales de la Biblioteca Nacional de Chile, número 44, 1998. 2ª edición. Madrid: Fundación César Manrique, 2001. 3ª edición. Santiago de Chile: lom Ediciones, 2002); Salve, Spes! (Lima: pucp, Serie El Manantial oculto, 2000. 2ª edición. Sevilla: Palimpsesto, 2003. 3ª edición. Prólogo de Eugenio Montejo. México df: Laberinto, 2008); La miscelánea íntima (Valencia: Pre-textos, 2003); Lo inapagable: Antología de poesía amorosa (Santiago de Chile: lom Ediciones, 2004); Poemas=Poems (Edición bilingüe español-inglés. Cambridge Massachusetts: Asaltoalcielo/editores, 2004); El alternado paso de los hados (Valencia: Pre-textos, 2006); Sextinas, villanelas y baladas (Madrid: Visor, 2007); Versos escogidos (Valencia, Venezuela: Universidad de Carabobo, 2007); Los versos, los años: 1958-2006 (Antología poética. Prólogo de Óscar Hahn. Santiago de Chile: lom Ediciones, 2007); Poemas Escogidos / Selected Poems, 1958-2006 (Lima: Universidad Ricardo Palma, 2008); Los versos juntos: 1946-2008 (Prólogo de Mario Vargas Llosa. Sevilla: Sibila, Fundación bbva, 2008); Los poemas elegidos (Selección, prólogo y entrevista de Francisco José Cruz. Valencia: Pre-textos, 2011); Letra a Letra. Antología poética (Arequipa: Cascahuesos Editores, 2011). Belli ha publicado más libros después del 2011 que no se nombran aquí.


En la foto: Carlos Germán Belli a los 43 años de su edad. Fotografía tomada del Facebook del poeta Sandro Chiri.

No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...