Vistas a la página totales

lunes, 28 de septiembre de 2015

Novedades Kriller71 Ediciones

# 17 Poesía
NECROMANCIA / RAE ARMANTROUT
Antología poética bilingüe
Prólogo de Daniel Freidemberg
Selección y traducción: Patricio Grinberg y Aníbal Cristobo
184 pp. / 12€ 


​Dueña de una voz que transita con soltura entre diversos registros de la lengua y el discurso, y con una clara y evidente voluntad de tensar el arco de lo poético y de la voz poética, Rae Armantrout compone poemas que parecen querer desplazar al lector, llevando la experiencia de lo cotidiano al ámbito de lo incompleto e inestable. Porque, como dice en el prólogo a esta antología el poeta Daniel Freidemberg, Armantrout invita al lector a «hurgar en esa extraña material verbal como quien acepta un desafío o se interna en un territorio desconocido, […] poniendo a prueba sus propias capacidades de lector, haciendo de la lectura un juego y un trabajo, ahí donde juego y trabajo son exactamente lo mismo».


#18 Poesía
ME OLVIDÉ DE FIJAR EL GRAFITO / LUCA ARGEL
Edición bilingüe ampliada
Prólogo de Berta García Faet
Traducción de Aníbal Cristobo
102 pp. / 8€


Aparentemente más preocupada de los efectos —en particular de uno: el calculado extrañamiento— la poesía de Luca Argel le inscribe en un ámbito concreto: el de los poetas que dudan y desconfían de la lengua y de lo que se dice cuando se dice. La poesía de Luca Argel despliega la duda de la enunciación y con ello le procura espacio al poema, ámbito con el que cubre un rango que va desde la pesquisa en lo infraordinario hasta el comentario a partir de documentos de la cultura. Con estos elementos, Argel parece invitar al lector a desmentirle y/o seguirle en su clara voluntad de aprehender el presente de la escritura.


#Púlsar 2
NO SERÁS MI BABY / VIOLETA NIEBLA
102 pp. / 8€



De trazos breves y, en ocasiones, auto conclusivos —hay varios poemas que parecen existir para contestar al título del mismo— este primer poemario de Violeta Niebla aparece en dos partes bien delimitadas que dejan constancia de su quehacer cotidiano con un fondo risueño propio de la conversación entre cercanos o amigos. El código es disperso y, quizás por ello, cabría ubicarlo entre lo estrictamente contemporáneo. No sabemos muy bien si da para hablar de poemario generacional, pero qué culpa tiene Violeta de que en los últimos cincuenta años se hayan gastado especialmente algunas palabras (antes) claves y amables a la hora de hablar de poesía. 


No hay comentarios.:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...